lunes, 14 de julio de 2008

HARD TO EXPLAIN

En los 60 la empresa Buick había firmado un trato con el grupo The Doors para utilizar su canción "Light my Fire" en una anuncio cambiando el estribillo por "Come on, Buick, light my fire", y cuando Jim Morrison se enteró de esto se negó en rotundo y rompió el trato de forma fulminante.

En los 80s fue Lou Reed, que está por encima del bien y del mal, quien si hizo un anuncio de scouters, más concretamente de Honda. En aquella década, que ahora toca decir que fue maravillosa (ejem), David Bowie también protagonizó un espantoso comercial de Pepsi junto con Tina Turner. En los 90 fueron los Stooges quienes salieron mucho mejor parados con "Search and Destroy" como banda sonora de una serie de anuncios para los JJOO de Atlanta que fueron baneados por su, dijeron, extrema violencia visual.

Hablando de totems de la contracultura del siglo pasado y su relación con la publicidad, supongo que todo depende del cristal con el que se mire estas cosas. A mi me parece apestoso el último anuncio de BMW utilizando "On the Road" de Jack Kerouac, y sin embargo no me parece mal que William Burroughs presentara la tecnología Nike Air Max2 en 1994 como "la llegada de una revolución".

Sería largo de explicar porque en unos casos vale y en otros no, y habría que dar con un interlocutor con un poquito de cabeza para hacerlo, pero uno de los argumentos más claros es que Burroughs estaba vivo, dió su consentimiento y cobró su dinerito de Nike, y Kerouac ni lo uno ni otro de la tramposa BMW.

Pues esto viene a cuento de que esta semana he visto el video de Converse con, entre otros, el que es posiblemente la mayor estrella del rock actual, Julian Casablancas de los Strokes. Y me parece que está de puta madre... no puedo decir lo mismo de la edición de zapatillas que la misma marca ha lanzado alrededor de la figura de Kurt Cobain, que me parece algo patético.

De entrada podría usar el mismo argumento que antes: uno está vivo y con capacidad de elegir y el otro no. La personalidad de cada uno también contaría, pero ya se hace largo de explicar... y además, ¿crees que de estar vivo el líder de Nirvana calzaría estas zapas con su nombre?

Yo creo que no.

4 comentarios:

seize9 dijo...

Supongo que, como con las fusiones, híbridos y demás, todo tiene que ver con hacer las cosas bien o mal. Sólo eso. Nike tiene una "historia de revoluciones" que le permite utilizar canciones de los Beatles o a Burroughs sin que chirríe. Apple puede citar a 1984 y todo concuerda. ¿Relacionar beatniks con coches de varios millones?

KeMP dijo...

pues más o menos eso, es que lo de BMW es para pegarles con un trapo

aurora dijo...

yo no creo que Kurt Cobain se pondria nada con su nombre, estaba mas alla de eso, pero siempre se ha dicho que la publicidad es para los ignorantes no? asi que si alguien se comprara esas zapatillas por que "sigue" a Kurt Cobain diria bastante de su poco conocimiento de Nirvana y su lider

seize9 dijo...

me siento profundamente dolido por el comentario "la publicidad es para los ignorantes". Aunque si te refieres a los publicistas sí que estoy de acuerdo.