domingo, 4 de julio de 2010

Kickstorias del Mundial (IV)



Cuatro años después, en Alemania 74, todo sería distinto. Por primera vez adidas hace visible su marca en las camisetas y lo hace de un modo un tanto acaparador. ¿Algo había cambiado? ¿Demasiado dinero? Las tres franjas que recorrían las mangas eran identificables no sólo desde cualquier punto del estadio, sino desde cualquier televisión del mundo. Umbro, al menos en la camiseta escocesa, colocaba un pequeño logotipo. Para evitar discusiones, la sagrada camiseta alemana no tuvo las tres franjas, por lo que en las imágenes de Beckenbauer levantando la Copa, nadie pudo saber que le vestía adidas. Era ya habitual que las federaciones cobraran un canon por llevar productos. Ya que las tres franjas de adidas no podían verse durante el partido en la camiseta, la selección escuchaba el himno con una chaqueta en la que sí fuera visible, aunque la temperatura ambiente no aconsejara el uso de prendas de abrigo.



Seguimos con las franjas. Puma había contratado a Johan Cruyff, pero la selección holandesa debía llevar camisetas adidas. La mayoría de selecciones tienen contratos que incluyen el material "colectivo" (prendas de juego, entrenamiento y últimamente prendas interiores) pero dejan libertad para el material "individual" (botas). Pero en aquella época no estaba tan clara esa separación y Cruyff se negó a llevar las tres franjas de adidas en la camiseta, ya que no recibía dinero por ello. El acuerdo hoy suena ridículo; Cruyff llevó botas Puma y camiseta con dos franjas en lugar de tres.
Franz Beckenbauer era buen amigo de Adi Dassler y más aún desde que las prendas con su nombre se convertían en un éxito de ventas. Viendo que las botas de fútbol sólo las compraban un puñado de futbolistas, se puso su nombre a una zapatilla de uso casual, la adidas Beckenbauer All Round. La relación de Beckenbauer con la familia Dassler continuó con los años, incluso con la participación de éste en ISL, la agencia que se encargaba de mercadear con los derechos de imagen de los principales eventos deportivos, Copas Mundiales incluídas.
El poder de adidas llegó hasta la política. Los contactos de Dassler en África tenían un sentido, conseguir apoyos de pequeños países que representaran votos en las asambleas de la FIFA. Evidentemente, la primera selección africana en una Copa del Mundo, Zaire, llevaría adidas.
Adi Dassler había pasado de los vestuarios a los despachos, consiguiendo ser el proveedor único de la mayoría de los países comunistas, por lo que la órbita soviética se asociaría para siempre a adidas.
1978 fue el año de Argentina, que ejerció como local y como campeón. Aunque el gobierno argentino se gastaría cuatro veces más que España en 1982, algunas grandes marcas no quisieron asociar su nombre a un evento tan politizado por la dictadura de Videla. Cruyff se negó a ir en protesta por los asesinatos de la dictadura argentina, pero también se habló de que se negaba a llevar los productos adidas que le obligaba su selección.
La estrella fue Kempes, en una selección en la que Maradona se quedó fuera por decisión de última hora. El cambio más revolucionario fue el balón, el adidas Tango Pasadena creó el esquema de paneles que se repetiría cada año.

No hay comentarios: